viernes, 5 de septiembre de 2014

Rick Remender, el niño bonito del momento





Ahí está el tío.




Marvel es una editorial que gestiona personajes franquicia. Esto es una perogrullada. Lleva años contando una y otra vez los avatares de personajes congelados en el tiempo con periodicidad mensual. El carro no se puede parar pero tampoco mucho menos aburrir. Y para eso, la Casa de las Ideas cuenta con un concepto que lleva explotando desde hace años: El guionista estrella.


El guionista estrella es un profesional sacado de editoriales menores o de la competencia. Un tipo bragada que se curte con historias propias y tiene mañas para hacer que lo de siempre parezca nuevo durante una temporada. Eso, una temporada.




Pulp que abre puertas



Y Rick Remender es uno de esos autores estrella del momento. Captado como un jugador desde las categorías inferiores editoriales donde ser marcó cosas como FEAR Agent, una suerte de space opera macarra que le abrió las puertas a pastos más verdes.






Con dos cojones



Rick Remender es un autor que ha pasado fatiguitas como dibujante y guionista; sabe que los cheques deben estar más o menos asegurados y se ha agarrado a Marvel como si fuera su almohada favorita en una noche de invierno. ¿Y cómo llegó al podio de lo mejorito? Dando cosas diferentes. Se paseó por el abismo del ridículo convirtiendo a Punisher en el monstruo de Frankenstein y no terminó en la cola del paro; cogió una serie secundaria Mutante y escribió la saga más espectacular de la franquicia en años; le dieron una serie de Vengadores y la convirtió en la serie más Vengadora en más de una década... Está a un evento para ser un Bendis, un Aaron, un Hickman o un Fraction, autores que hicieron un crossover para replegarse en una fama menor. Gente cumplidora que parece (salvo Aaron) perder el fuelle de las masas a pasos agigantados.



El futuro 






Pero Remender tiene ases en la manga como su irregular etapa del Capitán América, sus Imposibles Vengadores o AXIS, el futuro evento del invierno marvelita. Nosotros estamos encantados con su trabajo. Por ahora, que la sombra de Jenkins y Careys es muy alargada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario